jueves, 27 de enero de 2011

VIOLENCIA O DEPORTIVIDAD EN EL FÚTBOL : TEXTO ARGUMENTATIVO

Queda mucho por hacer para reducir la violencia que se da en el fútbol. Hay demasiada tolerancia con el juego duro, con los malos modos en el campo y fuera del campo, en los medios de comunicación y juntas directivas , con las protestas, con los jugadores tramposos y violentos. Cuando ocurren sucesos como el de ayer en el campo del Sevilla , se debería sancionar más duramente a los clubes y quizás se conseguiría atenuar la violencia en el campo.


El fútbol está considerado el deporte más popular en España. Es el que tiene más jugadores federados y el segundo más practicado a nivel popular y recreativo, según un estudio del Consejo Superior de Deportes del Ministerio de Educación y Ciencia.
Grupos y acciones violentas son cada vez más frecuentes dentro y fuera de los terrenos de juego y no sólo de España sino de todo el mundo.
En los últimos años hemos sido testigos de muchos actos bélicos realizados por una serie de individuos que utilizan el fútbol como pretexto para causar destrozos dentro de los estadios rompiendo asientos, provocando fuegos, arrojando objetos a los jugadores y árbitros, etc… pero no sólo se realizan destrozos dentro, porque fuera también causan destrozos en el material urbano como bares, parques, tirando objetos a la policía, y las cosas no quedan ahí, lo más frecuente son las peleas entre las bandas de los distintos equipos, también se han dado casos de brutales palizas a aficionados que sin quererlo ni beberlo han llegado a ser asesinados como es el caso de un aficionado de La Real Sociedad hace unos años cuando tranquilamente se dirigía a casa después de ver un partido de su equipo fue asesinado por unos ultras del equipo rival.



Esta gente no son aficionados, utilizan el fútbol como una excusa para la violencia y con esa actitud privan a los verdaderos aficionados de este gran deporte. La violencia de antes, durante y después de un partido de equipos profesionales de fútbol no debe tomarse a la ligera mientras la gente muere o es apaleada brutalmente. En varias ocasiones se formaron comisiones de personalidades vinculadas al fútbol, con la sociología, con los cuerpos de seguridad, y los dirigentes de los clubes, que son los que más contacto tienen con estos grupos dispuestos a matar, incendiar un estadio, matar a un policía, agredir a los seguidores del equipo contrario.

El nivel de pasión de los hinchas del fútbol provoca problemas a veces, y los choques entre aficiones pueden resultar muy violentos. Algunos enfrentamientos violentos son provocados de manera deliberada por personas o grupos organizados, a los que suele llamarse ultras o hooligans en los países de habla inglesa.
La violencia de los ultras ha tenido distintos grados de gravedad, desde escarceos entre hinchas hasta tragedias (por ejemplo el desastre del Estadio Heysel y la Guerra del Fútbol). Ha habido muchos casos de asesinatos de hinchas dentro y fuera de los estadios, mediante apuñalamientos, palizas e incluso disparos de arma de fuego.
Algunos ejemplos de violencia de hinchas:

 
Ejemplos de violencia entre jugadores:


Final de la Copa del Mundo Francia-Italia 2006. Cabezazo de Zidane a Materazzi.

Patada en el pecho a Xabi Alonso en la final de la Copa del Mundo 2010

Hace unos días, con motivo del enfrentamiento en semifinales de la Copa del Rey 2011 entre Sevilla  y Real Madrid, los sevillistas han elaborado un vídeo para " calentar el encuentro ", haciendo referencia clara al entrenador del Real Madrid José Mourinho. Aitor Karanka, 2º entrenador del Real Madrid ,ha declarado en rueda de prensa que se debía sancionar al equipo sevillista  y que el técnico Mourinho, no va a entrar en provocaciones.



Al finalizar este partido, un "energúmeno ", lanzó una botella de plástico que impactó en la cabeza de Iker Casillas, capitán del Real Madrid. Ante esta situación, el Sevilla tendrá una sanción económica mínima.

 


La FIFA, ha elaborado un código denominado Fair Play, que abraza todos los principios deportivos, morales y éticos que defiende la FIFA, y por los cuales continuará luchando en el futuro.
Las diez reglas de oro no sólo sirven de credo a la FIFA como órgano rector del fútbol
mundial, sino que también refuerzan el sentido de fraternidad y cooperación entre los
miembros de la familia universal del fútbol:

1. Juega limpio

2. Juega a ganar, pero acepta la derrota con dignidad

3. Acata las Reglas de Juego

4. Respeta a los adversarios, a los compañeros, a los árbitros, a los oficiales y a los espectadores

5. Promueve los intereses del fútbol.

6. Honra a quienes defienden la buena reputación del fútbol.

7. Rechaza la corrupción, las drogas, el racismo, la violencia, las apuestas y otros males que representan una amenaza para nuestro deporte

8. Ayuda a otros a no ceder ante instigaciones de corrupción

9. Denuncia a quienes intentan desacreditar nuestro deporte

10. Utiliza el fútbol para mejorar el mundo
.
Conclusión:
Desde mi punto de vista, queda claro que debería de haber más deportividad tanto dentro como fuera de los estadios y que nos deberíamos respetar unos a otros puesto que el fútbol es un juego y hay que saber perder. Pienso también que la violencia no se va a erradicar nunca pero es posible atenuarla si todos ponemos un poco de nuestra parte, incluidas las juntas directivas.
¡¡ NO A LA VIOLENCIA !!
BIBLIOGRAFIA


2 comentarios:

  1. MUY, MUY BIEN.
    Bien documentado (citando fuentes) y bien argumentado.
    FELICIDADES.

    NOTA: 10

    ResponderEliminar